Erika, de Twin&Chic el hada madrina de la moda sostenible infantil, ahora en la Faktory de Emaús

Por Begoña Cabaleiro, responsable de comunicación de Emaús Fundación Social

Ella, Erika, es como un hada buena, una princesita de las finanzas.  Es del mundo del que procede profesionalmente y desde el que ha llegado a la moda sostenible. Ella matiza: “bueno más bien procedo del mundo de la consultoría y esa experiencia me ha aportado un bagaje importante de capacidad de trabajo y de cierta habilidad para la gestión”.

Y sin duda así ha debido de ser, porque tan solo en un año ha creado tres colecciones sumamente depuradas y cuidadas: verano y otoño 2018 y verano 2019 que es la que ahora están vendiendo en las más reputadas tiendas de moda infantil de España. Pero además, le acaban de conceder un premio como mejor marca de moda infantil eco por la revista inglesa junior magazine este año.

Todo esto, no es fruto de la casualidad, es consecuencia de mucho, mucho trabajo y de confiar en un equipo, en gente especializada en marketing digital, en branding, en diseño, en patronistas locales con mucho talento, en confección, administración,… Aunque Erika es el alma máter y el motor y la cara visible de Twin and Chic son cuatro socios y han contado con un fondo de inversión que todavía, y aunque el negocio va muy bien, no han recuperado.  Ahora tan solo es una cuestión de escala, de coger volumen. Y lo hará. Tiene mucho entusiasmo, tanto, que resulta imparable, parece fácil imaginarla como una especie de Amancio pero de la moda infantil y sostenible.

También tiene muchos planes. Si hasta ahora hacía ropa de 0 a 6 años, en el futuro espera confeccionar ropa desde bebé hasta los 14 años. Si ahora está especializada en ropa para momentos especiales, en tiempos próximos espera no solo vestir a los niños para ceremonias si no también para el día a día, para cualquier momento, con ropa también más casual. Si en nada vendía a nivel local, pasará al plano internacional.

Pero seguro que mantendrá algunos de sus principios que ella lleva a gala como auténticos mantras: su moda infantil es y será sostenible, por eso sólo utiliza tejidos orgánicos certificados por G.O.T.S., moda 100% made in spain, calidad y mimo en la confección y, apuesta por la artesanía, recuperando vestidos con puntos de nido de abeja,….

Desde luego que fijo que será, en el futuro, especialista como ahora, en vestir a hermanos coordinados, que no es lo mismo que vestirlos iguales. Y decimos esto porque ese deseo precisamente, de vestir a sus gemelos en a misma línea de tejidos, colores,… fue lo que le llevó a crear esta marca tan mimada. Bueno eso, y también añadiría  una búsqueda, una inquietud  de hacer algo con la misma o más calidad que la moda estándar pero de una forma diferente, respetando el entorno y sobre todo, las condiciones sociales en las que se produce. A la vista está que lo ha logrado.

Tenemos la suerte de que ahora nos acompaña en la Faktory de Emaús , en Mundaiz 6 hasta el próximo día 29 de septiembre.

Para tí Erika, ¿que significa, qué es la moda sostenible?

La moda sostenible es una forma de hacer moda de manera consciente con el medio ambiente y con las personas involucradas en todo el proceso de elaboración de la prenda. Adicionalmente, al no estar permitidos ciertos tóxicos en los materiales que se suelen utilizar en moda sostenible, la piel de nuestros niños está más protegida.  La moda sostenible además sigue criterios de economía circular, por lo que el estilo suele ser atemporal para dar larga vida a las prendas.

¿Por qué has optado por la moda sostenible?

Por intentar impactar lo menos posible en el medio ambiente con nuestra actividad textil, así como intentar poner un granito de arena en la mejora de las condiciones de vida de las personas que trabajan en el sector textil; por último, ofrecer a las familias una moda atemporal y de calidad para sus niños, que además, protege su piel de los tóxicos habitualmente presentes en muchas prendas textiles. Como madre, el futuro me preocupa, y la moda sostenible piensa en el futuro del planeta a la hora de realizar su actividad.

¿Qué tiene que pasar para que fluya la moda sostenible?

Una mayor concienciación de la población sobre la problemática que existe en torno al sector de la moda, que es el segundo más contaminante del mundo. Un consumo de moda más consciente: preguntarnos si realmente necesito una prenda antes de comprarla, dar larga vida a las prendas que tenemos en nuestro armario, intentar conocer la trazabilidad de un producto antes de comprarlo, preguntarse de qué materiales está hecho y qué efecto tienen estos materiales en mi piel y en el planeta. El consumidor empieza a ser consciente de todo esto y de hecho lo está empezando a exigir a las marcas de ropa; de esta forma, los grandes grupos de moda ya están empezando a realizar colecciones de moda sostenible, como Zara, Mango, H&M, y muchas otras grandes marcas.

¿Es cara la moda sostenible?

La moda sostenible no es necesariamente cara. Existe moda sostenible a precios muy diversos. En lo que ha de fijarse el cliente es en la propuesta de valor de cada marca, y en los atributos tanto tangibles como emocionales que le ofrece la prenda.

En nuestro caso, nuestra confección es local y de alta calidad, y nuestros tejidos son cuidadosamente seleccionados entre los mejores proveedores del mundo en tejidos orgánicos certificados G.O.T.S.  Además, hacemos ropa atemporal para darle larga vida a la prenda, y que sea heredable.  Estamos viendo que el consumidor está valorando nuestra propuesta de valor, pues ya estamos presentes en las mejores boutiques de moda infantil en España.

Erica subraya que tiene mucho y muchas personas y entidades a las que agradecer su apoyo, sin el que  nada de lo que ha ocurrido este último año hubiera sido posible:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *