Ropa y complementos de firma. Reciclados y de segunda mano

Por Marta Carlos Galparsoro. Emaús Gipuzkoa

Con el paso del tiempo, vamos acumulando, en nuestros armarios, una cantidad enorme de ropa que no usamos.

La llegada del otoño es una muy buena oportunidad, para hacer el cambio de armario y aprovechar para liberarnos de toda aquella ropa que ya no nos ponemos.

¿Y que puedes hacer con ella?. Si no lo has hecho ya, te propongo una muy buena idea que es donarla a tiendas solidarias de segunda mano. De este manera le estarás alargando la vida útil a esa prenda y te aseguras que no se estén utilizando con un fin lucrativo.

Un ejemplo de ello son las tiendas solidarias de Emaús Fundación Social. A través de éstas, otras personas podrán comprar prendas a precio reducido. Con los beneficios adquiridos se consigue mejorar las condiciones de vida de personas y colectivos más vulnerables, la búsqueda de convertir en recursos donde otros sólo ven basura y también la exploración de nuevas fórmulas para llegar a la transformación social, hacia un mundo más equitativo.

En http://www.emaus.com puedes ampliar información sobre los proyectos llevados a cabo.

Comprar en una tienda de segunda mano, tampoco nos puede hacer dudar sobre el estado de los productos. En el caso de la ropa, se selecciona y solo se saca a la venta las que se consideran que reúnen las condiciones óptimas para ser adquiridas. ¡El resto se recicla!

Debemos quitarnos ese pequeño prejuicio y centrarnos en lo que realmente es importante, alargar la vida útil de esas prendas.

Para ponértelo fácil, ahora puedes ver de lo que te hablo en www.emaus.com/tiendaonline. Ahí, desde donde estás. No te muevas. Confía en lo que te digo y compruébalo tú mismo/a.

Verás complementos y ropa de firma en perfecto estado, con su etiqueta de origen, esperando que alguien los luzca.

Si alargamos la vida a la ropa, conseguiremos una alternativa más, para dejar de destruir el planeta.

Te recomiendo un vídeo sobre los graves impactos medioambientales y sociales que genera la industria de la moda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *