ZAR, reinventando el pasado, creando oportunidades para el futuro.

Por Javier Pradini, Director General del Grupo Emaús Fundación Social

ZAR es un proyecto colaborativo entre el Grupo Emaús Fundación Social y Amona Tela, diseñado y gestionado por Ainara Martín, que trata de combinar la moda, la cultura, y las emociones con la solidaridad, la inclusión y el consumo responsable.

ZAR, (de zahar, viejo en euskera), muchas veces sinónimo en nuestra sociedad de inútil, en desuso, insignificante, que aplicamos indistintamente a las personas y a los objetos o prendas en este caso, se convierte en algo novedosos, atractivo, ilusionante, esperanzador y solidario.

Es novedoso porque iniciamos un proyecto colaborativo con Ainara Martín en un ámbito poco usual en Emaús como es el del diseño y la moda creativa a partir de rescatar prendas de ropa que dejaron de ser útiles o resultaron viejas desde la percepción de las personas que se deshicieron  de ellas. Gracias al trabajo de Emaús estas prendas fueron recuperadas evitándose que se convirtieran en residuo, basura. Y gracias a la visión y al ingenio de Ainara Martín se ha evitado que se invisibilizaran entre las miles de prendas que Emaús recupera anualmente.

P1010062Es atractivo porque nos ha permitido recrear los espacios de selección y exposición que Emaús gestiona en Irún y Donostia y adaptarlos para albergar esta nueva propuesta de trabajo colaborativo. Nos sentimos como niños con zapatos nuevos, que estrenamos algo diferente, fuera de lo cotidiano.

Es ilusionante porque nos está permitiendo conocer gente muy diversa que está participando en sacar adelante el proyecto, mucha de ella de manera desinteresada y, a la vez, esta misma gente se está conociendo entre sí. Profesionales, personas en inserción, jóvenes en prácticas, responsables de Emaús, hipsters y blogeras, etc… Y todavía nos faltan las personas que van a acudir a conocer ZAR. Si no hubiera existido el proyecto ZAR quizás nunca se hubieran conectado y relacionado.

ZAR Emaús y AmonaTEla

Es esperanzador porque es un primer paso antes de adentrarnos en nuevas experiencias colaborativas que tenemos entre manos y que queremos afrontar en un futuro muy inmediato. Queremos este proyecto, creemos en él  y estamos convencidos que su resultado va a ser un éxito ya que de ello dependen los nuevos retos que tenemos en nuestras cabezas y en nuestros corazones.

Y es solidario porque reúne diferentes objetivos. Por una parte ambientales, ya que evitamos que cientos de prendas de ropa y complementos acaben en la basura. Prendas que en su mayoría han sido confeccionadas con criterios de calidad y proximidad a diferencia de los criterios actuales en los que se produce en entornos muy lejanos, en condiciones de explotación laboral. Por otra parte busca alcanzar objetivos sociales pues nos permite generar empleo entre los sectores con más dificultades de acceso al mercado laboral.

Pero aún hay más. ZAR no es una actividad, es una actitud. Más allá del aspecto comercial de la venta de estas prendas está la actitud ante todos estos elementos que he mencionado y que son los que constituyen ZAR.

Por eso, ZAR tiene sentido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *